Elegir los colores para pintar un dormitorio


Elegir los colores para pintar un dormitorio





Seleccionar los colores del espacio donde pasaremos la mayor parte de nuestra vida no es cosa fácil, pero tampoco demasiado complicado. En realidad todo depende del tipo de carácter que tengas, del estilo con el que te identificas y del momento emocional por el que estés atravesando.

Por ejemplo, si buscaba relajarme, así que lo ideal para mi fue ir por los colores neutros como los tonos crema o blanco en todas sus variedades. Con estos pude hacer un balance colocando accesorios en tonos cálidos como el anaranjado, verde, rojo, azul, oro y rojo. Estos los incluí como parte de mi juego de sábanas, muebles y demás accesorios como retratos y cuadros decorativos.

Otra alternativa para quien esté buscando este cambio, es pintar las paredes con colores fríos claros como el azul, verde o lavanda cuyas tonalidades están relacionadas directamente con lasensación de calma y relax. Para darle más realce al espacio, se puede pintar los muros con las variantes más claras y realzar el espacio con accesorios como almohadas y cojines decorativos.

Pintar con estos colores hará que nuestro dormitorio luzca un poco más grande de lo que es y le dará una sensación de amplitud y de serenidad que evoca al mar. Los colores rosa pastel, lavanda y violeta también se pueden aplicar para dormitorios, sobre todo si se trata de cuartos de niñas o adolescentes.

Seleccionando el color
Elige dos o tres muestras de pinturas y date el tiempo para revisarlas a diferentes momentos del día. Al menos ello te tomará un par de días, porque necesitas saber si los colores que has escogido tienen el efecto que estabas buscando con la intensidad de luz y calor que ingresan en tu habitación.


Si buscas darle intensidad a tu espacio, opta por tomar como base los tonos más suaves y en los muros más pequeños, acentúa el tono intenso.

Si se trata de un cuarto compartido, ponte de acuerdo con tu pareja para que ambos decidan el color con el que se pintará.

Combinar colores te dará una sensación más natural a tu habitación; utiliza colores claros o pastel en las paredes, techo y alfombras, y colores más brillantes con oscuros en cortinas y tapicería.

Usa accesorios como plantas, jarrones y sillas para continuar con su esquema de color por toda la habitación. En caso no cuentes con mucho presupuesto, opta por pintar todo de blanco y balancea el ambiente con accesorios pastel como ventana de persianas, cubrecamas y almohadas puede agregar un toque de color.

Recuerda que los cuartos para niños deben tener colores intensos para transmitir alegría y calidez. Para las niñas puedes completar con colores intensos sobre una base blanca; en el caso de los niños los tonos deben ser muy intensos como turquesa o celeste con anaranjado o verde claro.